Algunos creen que escogen los libros, considero que los libros nos escogen; cada libro tiene un alma dentro, un mundo de posibilidades y de percepciones distintas según el lector.

Los relatos que se encuentran en el libro Bestiario de Julio Cortázar poseen una característica muy rara en la literatura: se nos quedan mirando, como si esperaran algo de nosotros (narrativa).

Imagen

Cada lector percibe algo distinto, para cada lector hay líneas dentro de la narración que tocan cuerdas sensibles en la mente y corazón; he aquí algunas:

  • “…nos bastábamos”
  • “Lo recordaré siempre con claridad porque fue simple y sin circunstancias inútiles.”
  • “Estábamos bien y poco a poco empezábamos a no pensar. Se puede vivir sin pensar.”
  • “Es casi repetir lo mismo salvo las consecuencias.
  • “Todo parece tan natural, como siempre que no se sabe la verdad.”
  • “Las costumbres son formas concretas del ritmo, son la cuota del ritmo que nos ayuda a vivir.”
  • “… no es magia, solamente que las cosas no se pueden variar así de pronto, a veces las cosas viran brutalmente y cuando usted esperaba la bofetada a la derecha-. Así o de otro modo, pero siempre así.”
  • “…luego, o al entrar; ya no importa dónde, si el cuando es ahora, si puede ser en cualquier ahora de los que me quedan.”
  • “Entonces está el amanecer y una fría soledad en la que caben la alegría, los recuerdos, usted y acaso tanto más.”
  • “Tan hermoso, éste, porque abre un camino, porque no concluye.”
  • “Los dos tan cerca y tan queriéndonos.”
  • “Porque todo lo pienso con la secreta ventaja de no querer creerlo a fondo.”
  • “Pero esto ya no es cierto, solamente lo pienso y eso es menos que nada.”
  • “Y aveces dormimos hasta el amanecer y nos despierta un esperanzado sentimiento de mejoría.”
Anuncios