Hace unos días fue mi primer asalto en el transporte público, es indescriptible lo frustrada que salí de la situación, indignante escuchar como la gente te dice “eso es pan de todos los días señorita, no se espante, yo ya me acostumbre” Me pregunto ¿cómo es posible que la gente se acostumbre a ser invadida de esa manera? ¿qué nos pasa como sociedad que nos acostumbramos a cuestiones de esta magnitud? Guerras contra el narcotráfico, delincuencia, violencia. ¿Por qué te acostumbras?

México, un país lleno de vida, de cultura, de paisajes, de colores y sabores que alegran los días, país megadiverso; sin embargo, agachado, indiferente ante tanta maravilla y ante la disolución social que vivimos hoy en día.

Ese mismo día me prestaron el libro que estoy leyendo actualmente, “La noche de Tlatelolco” de Elena Poniatowska.

Imagen

 

Independientemente de sus afinidades políticas quiero resaltar que llevo escasas 50 páginas y he quedado impactada del movimiento del 68, la mentalidad de los jóvenes y su valentía, el coraje del pueblo mexicano no acarreado, las injusticias, el miedo, los testimonios de presos políticos y todo aquello que compila la autora.

Por otro lado, esta semana dio inicio una de las fiestas más grandes del mundo, en medio de conflictos sociales la Copa del Mundo 2014 en Brasil, en México, los no aficionados a este deporte lanzan protestas, comentarios en redes sociales, ya que en estos últimos días los legisladores y nuestro ‘querido’ presidente han hecho de las suyas: Concluyen senadores discusión en lo general de la ley de hidrocarburos. Las trasnacionales quedan exentas de pagar utilidades y los trabajadores de Pemex y CFE perderán sus derechos: Bartlett (La Jornada), el día de ayer fue promulgada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la Reforma Político-electoral que pone fin a la no reelección en México en el caso de los legisladores y alcaldes y termina con el Instituto Federal Electoral. (mayor información en http://www.poderlegislativo.gob.mx/dgcs/index.php/component/k2/item/1923-aprueba-legislatura-mexiquense-reformas-a-la-constituci%C3%B3n-local-en-materia-pol%C3%ADtica-electoral )
 
Pero, ¿es en realidad el fútbol causante de todo los conflictos sociales? un espacio en donde la fe, la alegría las emociones encontradas, las jugadas, distraen la mente del mexicano de su actual situación, un momento en el que por 90 minutos México sea uno, ¿y por qué no ser uno antes situaciones denigrantes en nuestro país?
Durante México 68 hubo movilidad de la sociedad indignada por lo acontecido, la manifestación de los estudiantes rebasó al gobierno quien contestó con violencia y masacre, a partir de allí México fue distinto pero se apagó, ahora invadidos por la violencia y la injusticia social, por nuestros supuestos representantes de la sociedad que velan más por sus intereses que por los del pueblo, por una sociedad con sed de justicia, sin hambre de conocimiento, no cabe duda que la falta de información se impone durante estos días de ‘fiesta’ (para algunos) por el mundial tan esperado cada 4 años.
Un deporte que tiene más que un lado oscuro…
 y sin embargo es apasionante.
México vive pendiente de cuestiones triviales, cansados y frustrados de pensar (erróneamente) que no es posible hacer nada en un país donde gobiernan los que más lejos están de nosotros, aquellos que no tienen idea de las necesidades de nuestro México, que no respetan al prójimo y mucho menos procurarán nuestro medio ambiente, un gobierno que prefiere tener población desinformada en dónde el concepto de familia está ya muy lejos de ser real, en dónde el respeto involucra miedo e imposición.
¡DESPIERTA MÉXICO! te están comiendo vivo, haz algo, no te agaches, no te acostumbres, antes de criticar predica con el ejemplo, todos somos necesarios.
Anuncios